La película ÁGORA

AGORA de Alejandro Amenabar. Si bien se inspira en la vida de Hipatia, una filósofa del siglo IV en Egipto, no es una película biográfica en su modo estricto, sino más bien una dramatización que expone la marginación de la mujer de la vida científica y cultural a través de un personaje que Amenabar muestra como una heroína de su tiempo defendiendo sus derechos. Una gran actuación de la bellísima Rachel Weitz, muy buenos parlamentos de sencillo abordaje y llamativa recreación de ámbitos y vestuario de la época.»

Deja una respuesta