¿Es Importante poner un Pesebre en Nuestras Casas?

Muchas personas que en Diciembre ponen un pesebre en sus casas, desconocen el significado oculto. Algunos me podrán decir que es por TRADICIÓN, sin mayores explicaciones y están en lo correcto. Según WIKIPEDIA “Tradición es cada uno de aquellos acuerdos, que una comunidad considera dignos de constituirse como una parte integral de sus usos y costumbres.” Y en todos los países latinos hay la TRADICIÓN de montar un Nacimiento en Diciembre.

Otros me dirán que es por Costumbre: “que es un hábito adquirido por la práctica frecuente de un acto. Las costumbres de la vida cotidiana son distintas en cada grupo social, conformando su idiosincrasia distintiva, que, en el caso de grupos definidos territorialmente, conforman un determinado carácter nacional.” Y ellos también están en lo correcto.

«Pocos saben en realidad la importancia espiritual que significa montar un Nacimiento en nuestra casa»

No es sólo que “Estas costumbres se van transmitiendo de una generación a otra, ya sea en forma de tradición oral o escrita. Con el tiempo, estas costumbres se convierten en tradiciones”. Es que para los que creemos en Cristo, celebrar su nacimiento regalándole una representación de su humilde presencia entre nosotros, es un llamado para que en cada una de nuestras casas, Él se haga también presente. Es atraer la renovación de la especie humana a nuestro acontecer diario. Es manifestar y celebrar, que en humilde cuna, haya nacido un Redentor, Hijo del Dios Vivo; del que nos hablara Abraham.

Es hacer que los pequeños de la casa se encariñen con Jesús y participen en la construcción de ese Pesebre. Me contaba un amigo, que como de pequeño era muy travieso, no lo dejaban participar en la construcción del Nacimiento, y tuvo que esperar hasta formar su propio hogar para entender el significado y comenzar a hacerlo en su casa ya de adulto. Otro amigo me contó que su pequeña hija de 4 años, todos los días al llegar del colegio cambiaba de lugar las figuras. Preguntando la razón, ella respondió: “es que las personas se mueven en la vida real”.

Algunos no se limitan a poner la escena del Nacimiento; colocan también la Anunciación a María, El sueño de José, donde el Ángel le dice que no la rechace, pues lo que “lleva en sus entrañas es fruto del Altísimo”. La búsqueda infructuosa de posada, El nacimiento del Mesías, La Anunciación a los Pastores, La llegada de los Magos de Oriente y la matanza de los inocentes. Otros van más allá y ponen también la huida a Egipto donde Jesús pasó sus primeros años como un exilado más. Es pues una recreación desde el anuncio de la maternidad, hasta que como tantas familias a lo largo de la historia, la Familia de ese Niño, tuvo que emigrar a otras tierras por temor a sufrir consecuencias nefastas.

Es contar la Historia Sagrada en imágenes. Es traer a nuestras casas a vecinos y amigos para compartir esa “obra de arte religioso” que debe ser nuestro Pesebre.

Las costumbres son formas de comportamiento particular que asume una comunidad y que la distinguen de otras comunidades. Si es usted creyente en Jesucristo, tiene esta Navidad que hacerle por su cumpleaños un regalo: un lugar donde volver a nacer. ¿Sabía que el origen del “árbol” se remonta a las tribus celtas que en esas fechas decembrinas colgaban de los árboles del bosque las cabezas de sus enemigos (eso representan ahora las bolas) en honor al Sol?

Hace poco escuche a un Babalao cubano, entrevistado en un programa de televisión, afirmar que cuando en Cuba, se sacó de lugar preferente de las casas toda referencia religiosa al entronizarse una “revolución”; y se prefirió colocar en su lugar a un nuevo “diosecito”,.. Pues llevan más de 50 años soportándolo, sumidos en la miseria física y espiritual. ¿Quieres lo mismo para tu nación?

Las COSTUMBRES generalmente se distinguen entre las que cuentan con aprobación social y las consideradas “malas costumbres”

Cerrar menú
×

Carrito

WhatsApp Conversa con nosotros